29/5/13

Este jueves un relato: Ciudad Utopía




Me dicen que vivo en el Mundo de la Gominola. Para mi ese mundo es un espacio donde la gente se preocupa por la gente, donde las amistades se cuentan solo con una mano (otra cosa son los contactos de Face.). Un mundo de confianza, con la inocencia de los niños y la complicidad de los mayores. Un lugar donde vender ilusiones, sueños dulces a bajo precio, y recibir a cambio sonrisas francas. Veranos de gritos con olor a salitre, inviernos fríos de castañas, primaveras de película y otoños de ensueño, todo desde la visión de mi puesto de chucherías.

Fabián Madrid

Más sitios inventados en elblog de Gus

22 comentarios:

  1. Ea, dice:
    Que espacio mas chulo y bonito.
    Quién,pudierá, despúes de estar un ratito.
    Perdese allí.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No hay dudas que dará gusto pasar por tu puesto de golosinas, si los dulces parecen sonreír, habrá películas para ver e invierno para contar con la sabiduría de los mayores y la inocencia de los niños.
    ¡Que lindo lugar!

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. Una visión muy original y atractiva.

    ResponderEliminar
  4. Bah, que les den a los contactos del face. Lo suyo son los contactos que se tienen de manera franca y al descubierto, como ocurre con la ciudad que describes.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Excelente puesto de observación el tenderete de chucherías, se ve pasar el mundo de gominolas ideal, o se lo inventa uno, utópico, goloso, coloreado y prohibido para la diabetes, sin embargo para quien es capaz de soñar una ciudad tan risueña, no le es complicado crear chuches bajas en azúcar. Me siento en el banco de plaza, huele a salitre y sonrío, gracias Fabián.

    ResponderEliminar
  6. Si me das la dirección no tardare en ir!! Bonita ciudad y creo que a pesar de las calorías, comprare una bolsa repleta de dulces.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. no sé si vives en el mundo...perdón..no no pido perdón, fabián, pues me refiero al escritor y no al personaje de este jueves...en fin, no sé si vives en el mundo de las chucherías, pero sí sé que acda vez que vengo por acá, una chuchería, una perla leo.
    he dicho.
    medio beso.

    ResponderEliminar
  8. Cargo solo lo imprescindible, (el amor, la amistad y esas cosas) y me traslado de inmediato a esa ciudad. Espero poder que me podré empadronar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Qué bonito! Yo me pondría morada en el Mundo de la Gominola!

    ResponderEliminar
  10. Yo diría que nuestras ciudades tienen mucho en común, deben quedar cerca.

    Me gustan tus estaciones.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Un pais de chuches, con el alma de niño, seguro que todo iría mejor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. No podemos tenerlo todo, pero casi. Mirando pasar tanta gente, descubrimos que somos uno más. Tan especiales como todos. Y la gominola naranja de regalo.

    Eres como los magos, hace que aparezcan las cosas más necesarias, las que le gusta guardar a la memoria cuando no tiene que echarse a la boca.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Un rincón jugueton donde vivir y compartir la vida con amigos y amigas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. no es poco lo que hay en su puesto de chucherías.

    ResponderEliminar
  15. Me han gustado todas las variantes que surgen según sean las estaciones del año!
    =)

    ResponderEliminar
  16. Veranos de gritos con olor a salitre, que ganas tengo de que lleguen, me apunto a tu ciudad. Besote

    ResponderEliminar
  17. Un puesto privilegiado, desde donde otear el horizonte infantil de los ciudadanos. Una ciudad dulce a más no poder en cualquier época del año.
    Un texto brillante que sugiere una inocencia envidiable.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  18. Me gusta mucho ese puesto con esa visión, con esa carga de inocencia y esperanza.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Me has transportado.
    Me encanta en donde vives, y me gustaría dejar las lunas de valencia un momento para ir a visitar tu hogar.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  20. Me pido la de cocacola!
    Un beso de los cuatro y un cafelito.

    ResponderEliminar