14/11/18

Este jueves … El trabajo


Aquel trabajo se me antojaba raro, pero tuve que aceptarlo. Era una actividad que nunca había desempeñado, pero me aseguraron que era fácil y que enseguida lo dominaría. Estaba bien pagado para el esfuerzo que requería. Lo que yo nunca pude imaginar es que me quedaría preso desde ese día. No he vuelto a necesitar otro empleo, y una vez que te acostumbras, no necesitas salir de él. Es muy variado y nunca sueles tener problemas para pedir días libres, incluso está bien mirado por el resto de la población, que en cierta manera te honra por hacerlo. Estoy jubilado.
Fabián Madrid
Más Trabajos en el blog de Pepe

7/11/18

Este jueves … Mirando al cielo


Es esa hora de calma al atardecer. Ya no es día. La fuerza del sol se ha perdido, solo queda su reflejo que ilumina insinuando, pero no quema. Tampoco ha llegado la oscuridad de la noche, la fuerza d lo oscuro. El tiempo se detiene, algo cansado, pero sereno, con la tranquilidad del trabajo medio hecho. Respirando lentamente, intentando recobrar fuerzas para enfrentarse a la noche. Ese momento indefinido que existe pero que no tiene nombre.  Es ese instante donde me puedo ver desde fuera, sin prisas, sin nada que hacer, solo observarme, sin presiones de nadie. Aun me quiero.
Fabián Madrid
Más Miradas celestiales en el blog de Mag

1/11/18

Este jueves … Seres malignos


No tenía muy claro cómo se entretiene a un ser pequeñito que me miraba con cierta prepotencia, al menos eso me parecía. Me dijeron que sería fácil, que con cualquier cosa se entretenía. Luego, me di cuenta de que no tenía cualquier cosa. Yo la miraba con cara de interrogación, y creo que ella lo disfrutaba. Me intenté poner a su altura y me agaché con mi mejor sonrisa forzada, y al notar que me caía, instintivamente me agarré a ella y la arrastré en mi caída. Se levantó con cierto enfado, me miró y lentamente me dijo: eres maligno.

Fabián Madrid
Más Seres malignos en el blog de Juan Carlos