1/11/17

Este jueves … Halloween



Aquella noche no fue nada especial para mi. El trabajo había sido tan aburrido como todos los días... hasta que oí un ruido en la parte de atrás. Suelen ser gatos en los cubos de basura. Miré por la ventana y todo parecía normal, busqué algo que cambiara mi día. Esperé y descubrí un bulto negro entre los cubos, más grande que un gato, pero más pequeño que una persona. Cuando vi extenderse en la penumbra un pañuelo de papel, después desaparecer, y a continuación el bulto con su capa salir corriendo, me acordé de que ese día era Halloween.

Fabián Madrid
Más Halloween en el blog de Teresa

14 comentarios:

  1. Me complace leerte.Calmo y sabia
    besos

    ResponderEliminar
  2. Hola, Fabián:
    Me ha gustado la atmósfera que has creado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tan sencillo como genial. A veces no hace falta extenderse. A veces solo es necesaria la brevedad para crear una gota de lindeza.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Fabián.
    A mí, que me enrollo como las persianas y con una mínima capacidad de síntesis, me ha parecido que has logrado lo que se pretendía. Nos has llevado en pocas lineas y con intriga a imaginar cuál pudiera ser la causa de la desazón del protagonista. No nos has dejado con la duda. Enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Fabían siempre me sorprendes que en tan pocas líneas nos dejas verdaderas joyas y hoy no has faltado a tu estilo .
    Un abrazo .

    ResponderEliminar
  6. Es que eres un artista con las letras!! Lo bueno y breve mil veces bueno. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno. Mantienes la intriga hasta el final
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno. Mantienes la intriga hasta el final
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. El miedo a lo desconocido forma parte de la naturaleza humana, cuando lo que nos hace daño siempre es real y tangible. Un magnífico relato Fabian.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. En halloween puede suceder de todo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. ¿Un niño pidiendo caramelos? Inquietante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, me quedo con la duda de saber qué era...lo del pañuelo de papel me deja perpleja!
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Vas dejando que nos formemos un final apetecido. Pero no, rompes el esquema y dejas correr la imaginación. Sería alguien que siempre nos vigila.

    ResponderEliminar