6/6/18

Este jueves… El cuadro


Las recuerdo siempre con el mismo gesto, en la misma posición. Al principio me parecían grandes, sentía cierta admiración, luego comencé a equipararme con ellas, no parecían tanto, esclavas, paradas en el tiempo… después las veía pequeñas. Ahora adivino cosas en sus miradas, en sus gestos, en la postura corporal. Si te fijas detenidamente, ves más allá de lo pintado, te imaginas la situación y empiezas a entender, empatizas con ellas, con su estar estático… de todas formas, por decir algo, ¿a quién se le ocurre poner un cuadro que ocupa toda una pared en la habitación de una niña?

Fabián Madrid
Más cuadros en el blog de Pepe

13 comentarios:

  1. Pues tienes razón , demasiado grande..de todos modos según va pasando el tiempo algo que hemos admirado desde pequeños evolucionamos con el tiempo y lo vamos viendo de diferentes formas ..
    Un abrazo y hasta el jueves que viene jajaj .

    ResponderEliminar
  2. El tiempo todo lo cambia, también a nosotros
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Menudo cuadro para poner en la habitación de una niña, sí! Aunque está lleno de pequeños detalles que son geniales de descubrir ;) Un maestro, Velázquez.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Con la edad todo se va viendo de otra manera.

    ResponderEliminar
  5. este cuadro mitológico es fascinante... siempre se le descubre más detalles como lo hacés vos... buena elección entonces, saludos...

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja sólo a los reyes, claro 😁. Un abrazo 😊

    ResponderEliminar
  7. Pasa como con los móviles :-9 De ladrillos a llavero y de aquí a ladrillo y medio.
    Fuera de broma. Realmente, conforme vamos creciendo, las perspectivas cambian. Antes, una persona de cuarenta años era mayor, ahora es un chaval o chavala :-) y metiéndonos en la época, cuando más grande mejor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. ajajajaja te leo y me imagino a las niñas garabateando
    encima de Las Meninas de Velázquez, y los padres haciéndose el Harakiri
    (O mejor, dicho, Seppuku) a menos que hayan colgado una reproducción jajajaja

    Abrazos, Fabián

    ResponderEliminar
  10. Jajaja bueno, supongo que es cuestión de perspectivas, que cambian tanto quién mira como con los años...
    Bss ;)

    ResponderEliminar
  11. Es un cuadro que te inspira, y como dices va más allá del tiempo, pero en la pared de la habitación de una niña nonse yo...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. ¿Cómo era aquello de que la verdad o mentira depende del cristal con qué se mira?. Pues eso, nuestra visión de cualquier situación varia en función del tiempo y de nuestra propia evolución personal.
    Gracias por sumarte a mi convocatoria.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué gran reflexión tu pregunta! Según crecemos las medidas difieren pero me has dado mucho en qué pensar con tu texto inspirado por el cuadro de Velázquez. Felicidades
    Saludos

    ResponderEliminar